Patrones de comportamiento saludables

Todos somos criaturas de hábitos y necesitamos hábitos para sobrevivir. Los hábitos y la estructura son buenos, si no demasiado rígidos. También desarrollamos comportamientos automáticos para no tener que volver a aprender las cosas de nuevo. Nos atamos los zapatos automáticamente, nos dirigimos al trabajo automáticamente mientras resolvemos un problema difícil en nuestra cabeza (¡a veces no es tan bueno!), Nuestros dedos aprenden nuestro teclado o piano y tocamos automáticamente, etc.

Sin embargo, los hábitos y los comportamientos automáticos deben reexaminarse cuando no conducen a la salud y la felicidad. Todos hemos sido culpables de tener algunos no tan saludables como el uso excesivo de nuestros teléfonos y redes sociales, estar demasiado sentado o falta de movimiento, comer en exceso o disfrutar de demasiados dulces o alimentos grasos, fumar cigarrillos, consumir alcohol en exceso u otros sustancias adictivas. Algunos de estos hábitos son totalmente automáticos, lo que significa que no decidimos comernos 10 galletas, simplemente sucede o simplemente sucede que caminamos hacia la nevera. Estos patrones pueden ser extremadamente difíciles de romper, pero existen recursos que pueden ayudarnos a romperlos. Y aquí, de nuevo, la conciencia suave es clave. 

Existen grandes obstáculos para cambiar patrones poco saludables y adoptar patrones más saludables. Internamente, necesitamos estar preparados biológicamente, que no esté gravemente deprimido o ansioso, o que sufra de otras afecciones médicas que disminuyan nuestra capacidad para llevar a cabo los comportamientos saludables que queremos adoptar.

También necesitamos ubicar el cambio que deseamos hacer en un contexto más amplio de significado, bienestar y amor hacia nosotros mismos y hacia los demás. El cambio que surge del miedo o la coerción no dura.

Otros obstáculos son externos y dificultan mucho el cambio. Los más importantes se denominan determinantes sociales y ambientales de la salud. Para cambiar, necesitamos un mínimo de tiempo y estabilidad económica, por lo que no trabajar 2-3 puestos de trabajo, por ejemplo. Necesitamos tener acceso a un entorno seguro para mudarnos, es decir, acceso seguro para caminar, andar en bicicleta, la naturaleza y los parques, y acceso a alimentos saludables asequibles y aire y agua limpios. Por lo tanto, necesitamos políticas públicas para que el cambio sea factible en nuestra comunidad en general.

¡Trabajemos juntos para que esto suceda!

 

patrones de comportamiento saludables