Audición y Perturbaciones de Equilibrio

Stony Brook Medicine ofrece una gama completa de servicios para ayudar a las personas con trastornos vestibulares y del equilibrio. Los Audiólogos del Departamento de Habla, Lenguaje y Audición realizan evaluaciones diagnósticas en personas que padecen problemas de equilibrio. 

Una alteración del equilibrio puede causar vértigo (sensación de que la persona o el entorno dan vueltas), aturdimiento, caída o sensación de caída, náuseas, vómitos, desmayo y zumbido/llenura en uno o ambos oídos.  

¿Qué debe hacer una persona si tienen síntomas de un trastorno de equilibrio?

Las alteraciones del equilibrio pueden ser causadas por condiciones médicas, medicamentos, problemas del oído o del sistema nervioso. La frecuencia puede variar desde un episodio hasta una sensación de desequilibrio constante. El primer paso es hacer una cita con su médico de atención primaria para evaluar cualquier condición médica o medicamento que pueda estar causando sus síntomas. Es posible que lo remita al neurootólogo de Stony Brook. Un neurootólogo es un médico especialista en oídos, nariz y garganta que tiene una formación especializada en los trastornos que afectan el oído y el sistema nervioso. El neurootólogo puede ordenar pruebas adicionales en el Departamento del Habla, Lenguaje y Audición.

¿Qué pruebas se pueden pedir?

Prueba de audición:   Muchos trastornos del equilibrio pueden ser diagnosticados con una historia vestibular completa / examen y una prueba de audición.  

Si se necesitan más pruebas, una de las pruebas a continuación puede ayudar a su médico a diagnosticar el problema.

Videonistagmografía / Electronistagmografía (VNG / ENG): VNG Utiliza cámaras binoculares de alta resolución con iluminación infrarroja para registrar los movimientos oculares asociados con los trastornos del equilibrio.  Cliquee aquí para el enlace de más explicaciones e instrucciones.

Prueba de Fístula:  Se aplica presión de aire a cada oído y los movimientos de los ojos se registran utilizando el equipo VNG. Su médico puede ordenar esto para diagnosticar un problema específico llamado fístula perilinfa (una abertura en la membrana entre el oído interno y medio). La prueba solo toma 10 minutos, pero generalmente se realiza con otras pruebas de equilibrio.

Electrococleografía (ECochG):  Realizado para determinar si hay exceso de líquido o presión en el oído interno, que a menudo apunta a la enfermedad de Meniere. La persona se acuesta cómodamente en un sillón reclinable mientras escucha sonidos. La persona no responde a los sonidos. Los electrodos de la superficie de la piel captan una respuesta del sistema de equilibrio.    La prueba dura aproximadamente 40 minutos.  Cliquee aquí para el enlace y más instrucciones.

Potencial evocado miogénico vestibular (VEMP) Esta prueba mide la respuesta del sáculo, que es parte del sistema de equilibrio en el oído interno. Los electrodos de la superficie de la piel se colocan en el cuello, el esternón y la cabeza. La persona está sentada y gira la cabeza para contraer el músculo del cuello. Los tonos se presentan al oído durante breves períodos. La prueba dura aproximadamente 40 minutos.  Cliquee aquí para el enlace y más instrucciones. 

Respuesta auditiva del tronco encefálico (ABR) la prueba se realiza para evaluar la función del nervio auditivo. No es una prueba para detectar mareos, pero puede recomendarse para algunas personas que sufren de mareos o desequilibrio. Los electrodos cutáneos superficiales se colocan detrás de las orejas y la frente. La persona se acuesta cómodamente en un sillón reclinable mientras escucha sonidos. La persona no responde a los sonidos. La prueba dura aproximadamente 40 minutos.  Cliquee aquí para el enlace y más instrucciones. 

Se analizarán los resultados y se enviará un informe al médico remitente.