Necesidades básicas

Grupo de apoyo COVID-19

Siéntete más conectado contigo mismo y con los demás. El Centro de Investigación Clínica Stony Brook Mind Body ofrece un grupo de apoyo virtual para personas que tienen o han tenido COVID-19. El grupo se reúne los jueves de 6 a 7 pm a través de Microsoft® Teams. Como participante en este grupo de apoyo virtual, aprenderá formas de manejar el estrés, hablará sobre su experiencia con COVID-19 y aprenderá de otras personas que han tenido o tienen COVID-19. Se requiere una breve cita de admisión de 30 minutos antes de registrarse. Se aceptan la mayoría de los seguros. Hacer clic aquí para leer la cobertura de noticias sobre nuestro grupo de soporte COVID-19. Para registrarse y obtener más información, llame al: (631) 632-8657.
 

NutriciónServicios de comida

Si necesita servicios de alimentación y nutrición, puede visitar la página de información del gobierno local para encontrar opciones locales.

Organizaciones como LI se preocupa y Cosecha de la isla distribuir alimentos y bienes a través de múltiples ubicaciones y agencias. LI Cares puede desplegar camiones de comida para niños en vecindarios necesitados y servicios móviles a personas confinadas en su hogar - Llame 631-582-3663.


Asistencia Financiera

Navegando el desempleo

Si se ha quedado sin trabajo o sin permiso, visite el Departamento de Trabajo de NYS sitio web para revisar instrucciones sobre cómo solicitar beneficios.
 

Actividad física

Muchas de las sugerencias para mantenerse bien mentalmente incluyen enfocarse en nuestra salud física. La actividad física puede ser una forma efectiva de controlar su estado de ánimo y ansiedad durante este momento estresante. Otro aspecto positivo de la situación actual es la disponibilidad de muchas clases o videos gratuitos de ejercicios en línea.

  • El Colegio Americano de Deportes y Medicina proporciona pautas para mantenerse activo de forma segura mientras se gestiona el distanciamiento social y la cuarentena. Comparten breves maneras de mantenerse activo, como levantarse del sofá y tomar un descanso durante los comerciales o antes de que comience el próximo episodio.
  • El Organización Mundial de la Salud recomienda 150 minutos de actividad física de intensidad moderada (como caminar o bailar enérgicamente) o 75 minutos de actividad física de intensidad vigorosa (como correr o andar en bicicleta rápido), o una combinación, y ha proporcionado una guía para mantenerse al día con la actividad física mientras se mantiene seguro en casa.

El sueño

Debido a los cambios recientes en nuestros horarios, el aumento del estrés, la ansiedad y la depresión y la inactividad, muchos de nosotros estamos experimentando dificultades para dormir. Aquí hay algunos consejos para ayudar a mejorar el sueño:

  • Se consistente.  Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días (¡incluso los fines de semana!). Esto ayuda a entrenar los ritmos de sueño y vigilia de su cuerpo.
  • Ejercicio. Haga ejercicio regularmente todos los días. Hacer ejercicio regularmente puede mejorar el sueño reparador.
  • Sal afuera. Obtenga una exposición regular a las luces exteriores o brillantes durante el día. Si no le resulta viable salir al exterior, también puede ser útil abrir las persianas y cortinas y sentarse cerca de una ventana.
  • Evita las luces brillantes por la noche. Minimice o evite la exposición a luces brillantes y luces de dispositivos electrónicos (computadoras, teléfonos y tabletas) dentro de una hora antes de acostarse. La luz de estos dispositivos se ha relacionado con la interrupción del sueño. También es útil mantener el dormitorio lo más oscuro posible para facilitar el sueño.
  • Mantenga la temperatura en su habitación cómoda.  Una habitación que hace demasiado calor o demasiado frío puede afectar el sueño.
  • Mantenga la habitación tranquila cuando duerma.  Mantener la música o el televisor encendidos durante toda la noche puede provocar despertares nocturnos innecesarios. 
  • Use su cama solo para dormir (y actividad sexual). Esto lo ayudará a asociar su cama con el sueño en lugar de otras actividades asociadas con estar despierto, como trabajar, hablar por teléfono, comer, mirar televisión o pagar facturas. 
  • Establezca una rutina relajante antes de acostarse. Una rutina regular y relajante antes de acostarse puede ayudar a preparar su cuerpo para dormir. Los rituales relajantes pueden incluir un baño o ducha tibia, aromaterapia, lectura, meditación, estiramiento o escuchar música relajante. 
  • Evite las sustancias que alteran el estado de ánimo. Esto incluye cafeína, nicotina y alcohol. La cafeína, la nicotina y otros estimulantes pueden mantenernos despiertos o interferir con el sueño. Es importante limitar el uso de estimulantes a al menos 4-6 horas antes de acostarse. También es mejor evitar beber alcohol al menos 4-6 horas antes de acostarse, ya que el alcohol puede afectar la calidad del sueño.
  • Limite las siestas. Las siestas largas (siestas que duran más de 10-20 minutos) y la siesta tarde en el día pueden interrumpir nuestro ciclo de sueño y hacer que sea más difícil conciliar el sueño. 
  • Levántate y vuelve a intentarlo.  Si tiene dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormido y han pasado más de 20 minutos, levántese y realice una actividad relajante (como respirar profundamente) o aburrida (como leer el diccionario). Una vez que empiece a sentirse somnoliento, vuelva a la cama y vuelva a intentarlo. Puede que tenga que hacer esto varias veces antes de que su cuerpo esté listo para quedarse dormido. Usar esta rutina puede ayudar a limitar la asociación entre su cama y estar despierto. 

Puede encontrar más información sobre el sueño y la higiene del sueño en los siguientes sitios web:

Centers for Disease Control (CDC)
Academia Americana de Medicina del Sueño

Además de consejos saludables para la higiene del sueño, la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño también tiene recursos para ayudar a las personas con apnea del sueño que usan una máquina de CPAP. 

La Fundación Nacional del Sueño

Si sus dificultades para dormir persisten, ocurren con frecuencia y se interponen en sus actividades cotidianas, considere buscar ayuda de un especialista en sueño.

  • Terapia cognitivo conductual para el insomnio (TCC-I) es una terapia que se basa en la idea de que el insomnio solo puede tratarse de manera efectiva abordando las causas subyacentes (pensamientos y comportamientos) que se aprenden y se pueden desaprender. No hay medicamentos involucrados. Es un enfoque de tratamiento rápido durante seis semanas, que ha demostrado ser seguro y efectivo en el tratamiento del insomnio crónico. Para obtener más información sobre CBT-I, cómo funciona a través de telesalud o para programar una evaluación inicial con un psicólogo de Stony Brook Medicine que se especializa en CBT-I, llame al (631) 444-5858 o hable con su médico de atención primaria. 

Stony Brook Centro de Trastornos del Sueño Cuenta con un equipo de neurólogos, neumólogos y pediatras que pueden diagnosticar y tratar el insomnio, la parasomnia (trastornos como los terrores nocturnos y el sonambulismo), los trastornos del ritmo circadiano y más. El centro se especializa en la dinámica del flujo de presión de las vías respiratorias superiores durante el sueño y el colapso que conduce a la apnea del sueño, un trastorno común que causa muchas interrupciones breves en la respiración durante la noche. Debido a que el sueño está tan íntimamente ligado a la función del sistema nervioso central, muchos pacientes con afecciones neurológicas como accidente cerebrovascular, migraña y dolor de espalda también se benefician de los servicios prestados por el centro. Para obtener más información o para programar una cita, llame al (631) 444-2500.